Viendo las series de la tele a menudo me pregunto quienes son los guionistas que hacen las series, porque en muchas series los guionistas son tan buenos que pueden hacer un chiste en que un cancer de colon parezca algo divertido y no la enfermedad tan seria que es. Pero hay muchos otros de otras series que no se merecen ni tan siquiera salir en la tele de lo malos que son. Por ejemplo, los guionistas de series de comedia muchas veces se tienen que buscar las habichuelas para que sus personajes sigan teniendo gracia y para que los espectadores no se cansen de ellos, y en muchos casos no lo llegan a conseguir.

 

¿Qué estudios hay que realizar para ser guionista? Pues a decir la verdad no se me ocurre cual puede ser la carrera que hay que estudiar para ser guionista, hasta hace muy poco creía que los guionistas debían de ser escritores o algo similar, porque más o menos es lo que hacen, solo que en lugar de escribir un libro tienen que escribir situaciones, ya sean cómicas, dramáticas o de suspense. Porque los guionistas no solamente se dedican a las series de comedia, sino que tienen que hacer guiones para toda clase de programas y no solamente de series. Aunque supongo que habrá programas de la tele que no necesiten de guiones, se dejan llevar y el programa va fluyendo según pasa el tiempo, esa clase de programas suelen ser de humor y suelen ser bastante mejores de los que son guionizados. Hacer los guiones de las series de suspense tienen más gracia desde el punto de vista del guionista, porque le presenta dos retos, que la serie sea entretenida y que el suspense sea creíble y te mantenga enganchado a la serie, lo que no es nada sencillo, dado que no a todo el mundo nos gustan las mismas cosas.

 

Personalmente me parece muy complicado ser guionista, sobre todo de programas diarios, en los cuales tienes que amoldarte al programa y cada día tienes que estar preparado para hacerlo lo mejor posible en el mínimo tiempo posible.

Todos estamos concienciados de lo importante que es que los niños se sienten en asientos adecuados cuando viajan en coche. Esto reduce mucho el riesgo de muerte en caso de accidente y hace que los niños viajen más protegidos en general. Pero ¿qué ocurre con los niños en casa? Normalmente, no tenemos tan claro que no tienen nuestras dimensiones y los obligamos a sentarse en sillas y mesas que no están pensados para ellos y en las que no solo se van a sentir muy incómodos, sino que incluso pueden caerse y hacerse daño.

Mirar buenas Ofertas taburetes para niños es el primer paso para escoger un buen asiento para los pequeños. Cuando los niños son muy chiquitines, generalmente ya usamos tronas o adaptadores, pero cuando el niño crece y es grande para estos sistemas, continúa siendo pequeño para nuestras sillas y entra en un tiempo intermedio en el que tiene que adaptarse un poco como pueda.

Los taburetes para niños son mucho más cómodos para ellos, porque están pensados para las dimensiones de su cuerpo y, aunque tengan una mayor altura para poder sentarse a la mesa con sus padres, están pensados y adaptados para cubrir las necesidades de los niños y que estos se sientan cómodos. Por eso, muchas veces tienen elementos que no tienen las sillas de adultos, como reposabrazos que no solo valen para que apoyen las manos, sino también para recogerlos en los laterales.

Cada vez es más frecuente que los niños tengan su propia mesita con su silla, con un tamaño acorde al del niño. Esta mesa se puede colocar al lado de la de los padres para que el niño pueda comer allí, junto al resto de la familia, pero cómodamente. Se sentirá mucho más libre para moverse, estirarse y coger las cosas que necesita, comiendo de una forma bastante más independiente que sobre una silla alta de la que puede caerse y en la que es preferible no moverse demasiado.

Esta misma mesa y silla vale para llevar luego a su habitación y ser usada para hacer los trabajos para el colegio o para disfrutar de sus juegos. Estos taburetes suelen ser utilizados durante muchos años, por lo que son una buena inversión para los niños, que además se sienten encantados porque sus diseños y colores están pensados para satisfacer sus gustos, mucho más frescos que los de los adultos.

En un mundo en el que las intolerancias alimenticias son cada vez más habituales a nuestro hijo le tenía que tocar alguna: a la lactosa. La alarma saltó cuando tomó por primera vez leche de fórmula y se puso bastante malo: lo vomitó todo y hubo que llevarle a urgencias. No sabíamos que le pasaba y fue un momento complicado en el que se valoraron otros trastornos pero cuando un par de semana volvimos a probar con la leche de fórmula y se reprodujo el mismo episodio lo vimos claro.

Como mi mujer todavía le daba el pecho, seguimos así. No era la situación ideal para ella porque trabajar y dar el pecho es un fastidio, pero no nos quedaba otra opción en aquella etapa: los bebés tienen que tomar leche. Y aunque  nosotros no somos ya bebés, también la tomamos, como miembros de honor del club central lechera asturiana desde hace años. Pero al niño todavía le quedaba un tiempo para tomar su primera leche de vaca.

Tras visitar al especialista nos recomendaron probar con leche hidrolizada, la cual tiene la proteína de la leche subdivida de forma que es más fácilmente tolerable. El problema, en este caso, no fue que le sentase mal, sino que no le gustaba. Ya nos habían advertido que la leche hidrolizada tiene un sabor muy diferente a la leche materna y también a la de fórmula normal, así que tampoco nos desesperamos… Bueno, mi mujer un poco sí, porque si no empezaba con alguna leche artificial, suponía para ella seguir dando el callo día y noche.

Tras probar varios tipos dimos con una un poco diferente, más densa, que pareció empezar a gustarle. Y un poco después, por fin, mi mujer descorchó la botella de champán. Tras casi un año pudo dejar de darle el pecho.  

Pero no se puede tomar siempre leche hidrolizada, así que ahora estamos en fase de probar con leche de vaca. Como miembros del club central lechera asturiana él lo tiene más fácil, pero todavía no le ha pillado el punto. A pesar de lo riquísima que está, para él es un sabor nuevo, así que tendremos que ser pacientes… como con todo lo demás.

La conocí en un curso y nos entendimos bien desde el principio. Aunque tiene bastantes más años que yo, eso no impidió que tuviésemos una opinión común sobre muchos temas además de unos intereses culturales bastante parejos. Cuando aquel curso terminó, mantuvimos el contacto a través de correo electrónico, pero apenas nos volvimos a ver.

Un tiempo más tarde me enteré. Fue a través de un email que envió a algunos amigos: padecía cáncer de colon. Cuando te enteras de la enfermedad de un familiar no muy cercano o de un amigo que ya no sueles ver, la reacción emocional es muy extraña, al menos la que yo tuve. Apenas conocía a nadie que hubiese tenido esa enfermedad y no sabía muy bien que debía decir. Así que durante un tiempo me mantuve al margen.

Fue a través de un amigo común que supe que quería que pasara a visitarla. Cuando fui a su casa, entré avergonzado por no haber querido saber mucho del asunto, pero rápidamente esa sensación terminó cuando ella tomó las riendas de la conversación. A los cinco minutos me sentí otra vez como en aquel curso, hablando con una amiga, no con una enferma. Al final de la visita hablamos directamente de la enfermedad y ella lo hizo sin tapujos. Me dijo que estaba planteándose participar en un ensayo cancer de colon. En ese momento, por primera vez, la noté que perdía un poco la compostura, y nos abrazamos. Era mi amiga, sí, pero era mi amiga enferma…

Desde aquel día nuestros encuentros han sido mucho más habituales. Para mí ha sido todo un aprendizaje. Sé que en primera instancia no actúe de forma muy correcta, pero sobre todo me ha servido para aceptar la enfermedad: mirar para otro lado no soluciona los problemas de este mundo.

Al final, decidió participar en el ensayo cancer de colon y la veo más esperanzada. Aunque todavía es pronto para sacar conclusiones, parece que la evolución es buena. En un principio, le habían alertado de que el tratamiento experimental podía tener sus riesgos pero, al menos de momento, va todo bien.

Como ya va siendo hora de que saque el dinero de debajo del colchón, he estado buscando entidades para domiciliar mi nómina y demás. No llevo mucho tiempo trabajando, pero lo suficiente para haber ahorrado un poco de dinero. En un principio, fueron trabajos temporales, algunos en los que ni siquiera tenía contrato, así que he ido ahorrando dinero en metálico. Pero ahora he conseguido un trabajo ‘normal’ con su nómina.

Mis padres tienen su dinero en el banco y yo, al principio, no estaba muy interesado en ese tema. De hecho, me ofrecieron abrirme una cuenta pero yo me negué: “si algún día quiero ir al banco, ya lo hago yo mismo”, dije. Bueno, pues ese día ha llegado.

Soy un gran usuario de internet así que no me ha sido nada difícil encontrar información… quizás demasiada. Muchas páginas informan sobre las mejores cuentas corrientes y sobre las diferencias entre unas y otras, pero yo he preferido buscar cuentas especiales. Y me he encontrado con cuenta evo dirigida principalmente a jóvenes. Me ha parecido muy interesante.

Ahora que tengo un poco más de dinero voy a poder dar rienda suelta a una de mis pasiones: viajar. Soy un viajero barato, poco dado a los lujos porque lo que no suelo gastar mucho ni en hoteles, ni en compras ni en caprichos. Me gusta viajar por el mero hecho de salir de mi entorno habitual. Busco experiencias y no satisfacciones materiales.

En este sentido una de las cosas que más me ha llamado la atención de la cuenta evo es que puedes sacar dinero de cualquier cajero dos veces al mes sin que la entidad me cobre nada. Y es que el principal reclamo de esta cuenta es el famoso 0 comisiones.

Yo nunca he tenido una cuenta, pero por lo que me han comentado, las comisiones es un aspecto a tener muy en cuenta. Los bancos más tradicionales suelen cobrar un porcentaje según el uso que le des a la cuenta y sus tarjetas asociadas, así que hay que estar atento, que no quiero perder dinero en tonterías.

¿Estás decidido a reformar tu casa? Ese es el primer paso, ahora hay que ponerse manos a la obra. Por mi experiencia personal puedo decir que la reforma del hogar puede ser algo llevadero o un auténtico infierno. Y para no cometer los mismos errores que yo te diré que lo principal es escoger bien la empresa que va llevar a cabo la reforma vivienda.

Lo principal es tratar de asegurar dos puntos principales: que la empresa está dirigida por profesionales fiables y que tengamos una comunicación fluida. Para asegurarnos de que la empresa es fiable debemos indagar su experiencia y tratar de recabar información sobre otras reformas en las que hayan participado. Después, es el momento de entrevistarnos con ellos para saber si nos vamos a entender bien.

A veces sucede que, por evitar problemas, no aclaramos las cosas bien desde el principio. Es fundamental elegir una empresa en la que el responsable de nuestra reforma esté en sintonía con nosotros. ¿Por qué? En la mayoría de reformas integrales surgen contratiempos. Ante un contratiempo con una  reforma vivienda, nos solemos poner un poco nerviosos, porque suponen la mayoría de las veces un incremento en el tiempo y/o en el coste de la reforma. Si llegados a este punto no tenemos buena sintonía con la empresa o no nos entendíamos muy bien, será todavía peor cuando la cosa se complique…

En todas las listas de consejos para elegir empresa de reformas se habla del presupuesto. Por supuesto, es importante. Antes de firmar cualquier cosa, hay que comparar presupuestos y estar atento a la letra pequeña. Y a ser posible que todo quede negro sobre blanco porque las cosas que se afirman de palabra no tienen mucha validez, sobre todo ante los referidos contratiempos.

Y el último consejo sería: ten paciencia. Una reforma no es una fiesta, trata de tener mano izquierda ante las dificultades pero sé firme para que no se crucen determinadas líneas rojas. Al final, el objetivo de las dos partes es terminar el trabajo adecuadamente, por lo tanto conviene remar en la misma dirección.

Cuando hablamos de pulseras, y específicamente de Comprar pulseras infantiles, nos hacemos cientos de preguntas. Donde encontrarlas, como escogerlas, que las hace las correctas, y en qué ocasiones usarlas o regalarlas, son solo algunas de ellas.

Las pulseras son bonitos y agradables accesorios, escogidos en su mayoría por las mujeres, como una forma de adornar su apariencia diaria, dándole color y vida.

En los hombres, aunque un poco menos común, las pulseras suelen ser elementos con un gran valor simbólico, que los acompañan como recordatorios de personas, promesas, viajes o momentos. Incluso las utilizan de tales materiales y formas, que pueden grabar información en ellas.

Si nos regresamos a la gran travesía que son las pulseras infantiles, nos encontraremos que en este rubro su uso es menos común aunque importante. Los pequeños de la casa también lucen pulseras, con significados especiales y desde las más sencillas hasta las más elaboradas.

En algunos casos, las pulseras son pequeños obsequios que le damos a los niños como conmemoración de hitos en su vida, como el nacimiento, bautismo, cumpleaños o comunión.

Si estas en el caso de comprar pulseras infantiles para agasajar a un pequeño, aquí te comentamos que debe tener una buena pulsera:

  1. Una tira para el nombre

Los niños son lo más enérgico que podrás tener en casa. Van a correr, desplazarse, moverse y empujarse. Por ello, es importante que el modelo que escojas al comprar pulseras infantiles cuente con una tira para el nombre, que evite que puedan perderla en cualquier juego o actividad.

  1. Colores Llamativos

Si bien las pulseras más elegantes son aquellas que se destacan por su sobriedad, y que oscilan entre materiales como el oro y la plata, la realidad es que los niños aman los colores. Una pulsera puede ser elegante, costosa y vistosa, incluyendo colores, motivos divertidos o incluso caricaturas en ella. Todos estos elementos harán que el niño la quiera aún más.

  1. Materiales Resistentes y Seguros

Al comprar pulseras infantiles​, no puedes dejar de preocuparte por el bienestar del pequeño. En este caso, debes decantarte por materiales que sean resistentes a su ritmo de vida, pero que no amenacen su salud.

Debes conocer al pequeño y saber que podría ser alérgico a ciertos materiales, como la plata. En otros casos, el acero inoxidable tomaría un color inadecuado en su piel o podría causarle reacciones adversas. Para algunos, aunque el oro suele ser el más amigable de los materiales, puede ser peligroso el usarlas de este metal, por la facilidad que poseen para perder las cosas.

Los más importante a la hora de comprar pulseras infantiles, es no olvidar quien será el dueño y que los niños, siempre aman los obsequios.

Cada vez que alguien recita en algún lugar del mundo la frase hecha “sin café no soy persona” muere una decena de gatitos. Pero sí, vale, de acuerdo, yo también puedo matar por un café. La primera vez que me di cuenta de que el café no era una bebida cualquier fue allá por 1991 cuando comenzaron a emitir la serie Twin Peaks en televisión. En ella, varios personajes estaban totalmente enganchados y el protagonista, el agente Cooper, disfrutaba cada trago de café con una sonrisa de oreja a oreja.

Nunca he llegado al nivel de Cooper, pero el café ocupa una parte importante de mi vida. Aunque me costó. Cuando todo el mundo tomaba café en la tasca de la universidad yo optaba por el té. Y es que la cafeína siempre ha tenido un efecto excesivo sobre mi ánimo: es decir, generalmente no necesito un aditivo para estar despierto… Pero un buen día, mientras hacía un curso, me dio por tomar un café porque se les había acabado el té y le empecé a pillar el gusto.

Justo antes de escribir estas líneas he usado mi cafetera microondas, he esperado con calma a que estuviera lista, me he servido un poco en mi taza preferida y a pasar la mañana. Sigo tomando café desde aquel día en aquel establecimiento sin té, pero eso sí, lo suelo tomar descafeinado: café muy cargado, descafeinado, con una gotita de leche y sin azúcar ni edulcorante. Una cosa rarísima.

Y es que nos hemos vuelto unos sibaritas. En otros tiempos tú pedías un café y punto. Ahora la gente entra en una cafetería y se vuelve loca: ponme un café corto de café, con sacarina, con leche templada y sin espuma… ¡qué sopor!

De todas formas, yo sí sigo siendo persona sin café. Por ejemplo, este verano fui persona y no tomé ni un café en 3 meses. Cambié un poco mis rutinas debido al calor entre otras circunstancias y no tomaba nada por las mañanas, solo agua. Ahora bien, llegó el invierno y no me pude resistir, tuve que volver al café bien calentito de mi cafetera microondas.

Todas las marcas de coches tienen en su haber algún modelo tremendamente exitoso del que han vendido miles y miles de unidades. Esto ocurre porque se trata de modelos que conjugan muy bien prestaciones y un buen precio y que a menudo se adaptan a diferentes circunstancias. Por ejemplo, son coches que gustan a las personas jóvenes y solteras pero que son suficientemente amplios como para acomodar a una familia con uno o dos hijos.

Si te has comprado uno de esos coches seguro que te cansas de verlo aparcado ya sea en la calle ya sea en un centro comercial, y coincidir al lado de uno o dos iguales o muy parecidos. Localizar un coche de estos por la vista no es fácil porque puede haber muchos idénticos en un parking. Pero para conseguir que el coche se vea un poco más personalizado hay trucos económicos y eficaces.

Las pegatinas vinilo coche son uno de los mejores trucos para que tu coche se distinga. Puedes ponerle algunas pegatinas y lo verás totalmente diferente. La moda hasta ahora dictaba que las pegatinas se ponían en la parte de atrás del coche, pero las cosas han cambiado. Ahora es fácil verlas en el depósito de la gasolina, de hecho hay muchos modelos pensados para poner ahí. Pero también puedes verlas en las puertas o en la parte de delante del vehículo.

El vinilo respeta la pintura y este es uno de los motivos por los que cada vez se van más pegatinas en los coches. Al contrario que las antiguas que una vez que se pegaban quedaban totalmente adheridas a la pintura y era fácil que esta se fuera con el adhesivo si se trataba de quitar, los vinilos se pegan y se despegan con facilidad y no dejan marca si se retiran en un tiempo prudencial.

Evidentemente, si se dejan mucho tiempo pasará que la pintura de alrededor sufra el paso del tiempo mientras que la que está bajo el vinilo no, por lo que podría notarse un poco más brillante. En cualquier caso, nunca se verá la pintura dañada y eso es lo que realmente interesa. Estas pegatinas son similares a las que se ponen en muchos coches comerciales o en taxis para que se vea la publicidad de una marca sin tener que rotular todo el vehículo, lo que es muy caro y además definitivo.

If you are going to play sports, you know that not all the shoes are the most appropriate. Providing your feet with the right shoes will help preserve their health. So if you are going to start in the world of triathlon, for example, you should take note of these recommendations.

Well, before selecting the type of shoe that you want or need, you will have to carry out a biomechanical study in which your technique and career biomechanics are analyzed, as well as your muscular activity in order to detect problems and see how to boost performance through of the right footwear. In this way, once you know the type of footprint you have, you can close the fence of models.

Another important point is to see if the shoes are for training or competition. If they are to train the weight of the shoe will not be too important, and the remarkable thing is that they offer adequate protection to ensure that the joints suffer as little as possible. In case they are to compete, we must take into account in what distance it is going to be done, our weight and our technique. The ideal shoe for each distance will be the one that best suits those three aspects in each personal case so it is essential that you take this into account.

Of course you will also have to take into account the transpiration capacity offered by the shoe and the fabric with which it is made, to avoid ending up with wet feet. So keep in mind that it is essential to choose a shoe that transpires well with drainage outs in the sole and with a seamless fabric and nice touch to the foot to avoid chafing.
On the other hand, the more comfortable the shoe is, the better. To this aspect many times the triathlon laces of the shoes themselves help. So it will be necessary to see if they have laces prepared for this, such as the elastic cords or if at least it can be added separately, since it will be essential for the quick adjustment in the transition.